INCRET
INCRET

Los árboles están protegidos en legislaciones nacionales

13 de Diciembre  Publicado por: JCermeno Noticias


cantidad de vistas: 310


 

La falta de conciencia y de sensibilización llevó a Julio Flores Padrón a cegar la vida de un majestuoso araguaney en Valencia, en el estado Carabobo. El delito se dio a conocer a través de las plataformas digitales, en las que se levantaron las banderas en defensa del ambiente.

Esta acción en contra de una especie protegida que simboliza la identidad venezolana no pasó desapercibida y el propio fiscal general de la República, Tarek William Saab, denunció el hecho, se sensibilizó y actuó de manera expedita frente al crimen ambiental.

Saab informó que el Ministerio Público (MP) imputó a Flores por el delito de modificación o destrucción de bienes protegidos, establecido en el artículo 41 de la Ley Penal del Ambiente. En audiencia preliminar, se solicitó la plantación de 50 árboles de araguaney en el sector, presentaciones periódicas y asistencia a charlas en el Ministerio de Ecosocialismo.

La noticia trascendió y los usuarios de las redes sociales respondieron favorablemente a la pronta actuación y en defensa del araguaney. Aunque el árbol ya no podrá mostrar sus flores amarillas y ser parte de las fotografías de quienes lo admiran, muchos venezolanos conocieron de una sanción que hace valer los derechos del medio ambiente.

Legislación

El país cuenta con varias normas relativas a la protección y uso de los recursos ambientales, aspecto que también está claramente establecido en la Constitución y en otro conjunto de instrumentos como la Ley Penal del Ambiente que señala asuntos prácticos referidos a los delitos ambientales, aunque se plantean varias reformas por parte del Ministerio Público para agregar sanciones más severas. No obstante, actualmente posee criterios sancionatorios para las entidades jurídicas y las personas naturales a fin de corregir las conductas que vulneren las especies protegidas, entre otras cosas.

En su artículo 41, la legislación tipifica el delito de degradación, alteración, destrucción de edificaciones o bienes protegidos, y es el caso del araguaney que no puede ser cortado ni talado, ya que tiene valor paisajístico, turístico, ambiental y ecológico, luego que fuera declarado como Árbol Emblemático Nacional por el ex presidente Rómulo Gallegos el 29 de mayo del año 1948. La norma vigente cita que cortar o talar, es decir, destruir un bien protegido, puede significar, dependiendo de la gravedad, prisión de dos meses a un año, o multas que van desde 200 a 1.000 unidades tributarias. En otro caso, las autoridades pueden imponer medidas precautelativas de restitución y reparación como la repoblación, en caso de especies de árbol, en la zona de la afectación.

Venezuela cuenta con más de 4.800 especies arbóreas y se ubica entre los cinco países con más número, por detrás de Brasil con unas 8.845, Colombia un poco más de 5.800, Indonesia al menos 5.700 y Malasia más de 5.400. La variedad de especies de árboles protegidos en el país es extensa, es decir, que no solo el araguaney es una especie de árbol que no se puede cortar ni talar, también son protegidos y no se puede destruir ningún ejemplar de jabillo, de acaparo y cedro, así como de samán, jobo, caoba, pardillo negro, drago, saqui saqui, mijao, entre otros. Hay también otras plantas como el helecho, heliconia y orquídea que es la flor nacional, que está prohibido destruir.

Además, en cada entidad federal existen árboles emblemáticos que no pueden ser talados o cortados por ser especies protegidas mediante decretos y resoluciones. Igualmente en algunas localidades como el municipio Cedeño del estado Bolívar con la palma de coroba.

En los estados los árboles protegidos que no pueden ser destruidos son: En Amazonas, el caucho hevea; en Anzoátegui, el cereipo; en Apure, el merecure; en Aragua, el samán; en Barinas, el cedro, y en Bolívar, el sarrapia. Asimismo, en Carabobo se protege el camoruco; en Cojedes al apamate; en Caracas la ceiba; en Delta Amacuro al mangle rojo; en Falcón el cují yaque; en Guárico la palma llanera; en La Guaira el uvero de playa; en Lara el semeruco; en Mérida el bucare ceibo; en Miranda el roso blanco; en Monagas la palma de moriche; en Nueva Esparta el guayacán; en Portuguesa la caoba; en Sucre el roble; en Táchira el pino criollo o pino laso; en Trujillo el bucare anauco o reinoso; en Yaracuy el chaguaramo y Zulia el cocotero.

Permisos

Hay varias consideraciones en las leyes, reglamentos y normas legales sobre los árboles protegidos y en veda, entre las que se incluye la poda para el mantenimiento, formación, tratamiento fitosanitario, por obstaculizar o causa de daños a luminarias, señalización vial, semáforos y las infraestructuras urbanas, y la cual es competencia de los gobiernos locales. También con fines de seguridad y riesgos, y para la institución competente en materia de electricidad cuando exista afectación a las líneas del tendido.
De otra índole, son exclusividad del Ministerio para el Ecosocialismo, que cita en su portal web que las autorizaciones de tala solo son posibles a partir de tres árboles de especies en veda, así como la tala fuera de bosques de especies forestales no vedadas en áreas rurales, siempre que representen amenaza a personas y bienes o por razones fitosanitarias comprobadas, pero, en todos los casos, las solicitudes deben contar con un informe de riesgo de bomberos, Protección Civil o alcaldía.

¿Cómo denunciar?

El Ministerio para Ecosocialismo a través de su plataforma web habilitó el sistema 0800-Ambiente para la recepción de denuncias sobre delitos ambientales, al que los usuarios pueden acceder desde minec.gob.ve, específicamente, en la barra lateral derecha de la página o directamente en 0800amb.minec.gob.ve/indexWeb.php. Una vez ingrese, el denunciante debe seleccionar el estado, municipio y parroquia del hecho en una lista desplegable detallada. Posteriormente, la dirección exacta del evento.

En los estados del país también hay oficinas regionales del Minec dispuestas para recibir las denuncias.

Algunos delitos

Lara. Otro caso de delito ambiental es la imputación a mediados de 2020 de tres personas que realizaban tala y quema ilegal en el parque nacional Terepaima, en el estado Lara. Causaron afectación en cuatro hectáreas y quedaron privadas de libertad por contravención de ordenación en zonas montañosas y ocupación de áreas protegidas.

Guarimbas. El fiscal general Tarek Willian Saab precisó sobre 55 investigaciones penales por daños ambientales durante las guarimbas de 2017 impulsadas por la oposición, y detalló que más de 3.000 árboles fueron talados en ocho estados y Caracas.

Bolívar. En 2017 el MP entregó elementos probatorios contra seis hombres que admitieron su responsabilidad en la tala de 21 árboles para obstaculizar una arteria vial en Bolívar. Fueron acusados por el aprovechamiento de especies del patrimonio forestal. Cumplen pena con medidas cautelares con presentación cada 45 días y se les ordenó la siembra de 100 especies forestales.

Barinas. En 2011, se dio a conocer que una mujer de nombre Ricardina Torres cortó en 2009 un árbol de samán. Fue sorprendida in fraganti por la Guardia Nacional cuando cortaba el árbol y debió presentarse cada 15 días por dos años.

Entes Relacionados






     Registro de Información Fiscal (RIF) G-20008181-3